Sin duda me trajo aquí

Salmo 107
27 agosto 2018
Demasiado complejo para evolucionar
28 agosto 2018

Sin duda me trajo aquí

Lectura: Isaías 42:1 – 9

“Así dice Jehová Dios, creador de los cielos, y el que los despliega…; el que da aliento al pueblo que mora sobre ella, y espíritu a los que por ella andan” v. 5

Recién llegado a la ciudad, caminaba por las calles de Asunción admiradopor la sencillez de sus habitantes, el tiempo parecía que se había detenido. Todo era quietud, amabilidad, esperanza. La naturaleza compartía esa armonía; se podía percibir la fragancia de los jazmines, el sol era amable a primera hora, luego enérgico y al final de la tarde se despedía con tímida dulzura. Las noches lucían estrelladas.Parecía que siempre sonreía la vida en Paraguay.

No había encontrado un lugar tan armonioso con lo espiritual. Su gente ocupada en lo cotidiano; pero muchos de ellos cerca de Dios;el creador de los cielos y el que los despliega. Sin duda éste me trajo aquí para vivir unaexperiencia devida plena. Pasaban los días sin que me diera cuenta,veía como mas gente se sumaba a esta experiencia de vivir por fe, creyendo en la esperanza de vida. Paralelamente el país crecía,la bendición se multiplicaba, cada día se hacía mas libre, hoy los días de ser despreciado pasaron, porque ahora todos lo admiran y el mundo lo mira preguntándose “¿qué pasó?”.

Pasó El Señor y trajo verdadera libertad, extendió la tierra y sus productos y dio aliento al pueblo que vive aquí. Observa cómo trabaja el Sustentador de todas las cosas, haciendo que la esperanza brote, el sol brille y la luna de su esplendor. La Presencia soberana de Dios puede cambiar una ciudad, y todo un país. Él Salva y redime.

Alejandro Mainero, Paraguay

Acércate a Dios ahora; Él te hará ver cosas nuevas.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *