Burbuja egoísta

El propósito de Dios
10 septiembre 2018
Marginalidad y pobreza
11 septiembre 2018

Burbuja egoísta

Lectura: Génesis 4:1-9

“¿Dónde está tu hermano?” v.9

En una congregación cristiana, advertí varias personas de diferentes países. Me acerqué a ellos, eran inmigrantes, huían de la miseria y la violencia en sus países, agradecieron mi interés, me confesaron que eran ignorados por el resto de la congregación. En un grupo de universitarios cristianos, de diferentes países, alguien propuso orar contra una invasión a una ciudad iraquí, por el Ejército Islámico, mucho me asombré porque ese hecho había ocurrido 3 años atrás, la ciudad estaba liberada recientemente, y nadie lo sabía, se repitió una información de redes sociales, donde tampoco nadie advirtió el error, por no estar informados, es decir durante esos 3 años nadie de estas personas oró por toda esa gente sufriente…

En pocos días ocurrieron varios hechos sangrientos en el mundo por grupos terroristas, y también en distintas partes de mi país ocasionados por delincuentes comunes, en una reunión de oración, solo se hicieron peticiones por temas de salud y laborales de los asistentes, nadie mencionó todo el horror que había ocurrido esos días, cuando les hice ver esto, las personas confesaron no saber nada de lo que había ocurrido…

Recordé la primera pregunta que Dios hizo a Adán después de desobedecer, ¿dónde estás?, es decir, ¿estás ocupando el lugar que tienes que ocupar? ¿estás haciendo lo que tienes que hacer?. Cuando Caín mató a Abel, Dios le preguntó, ¿dónde está tu hermano?, Caín respondió “No se”, “soy yo acaso guarda de mi hermano?”.

Desde el Génesis hasta el final de la Biblia, se nos enseña, que sí somos guarda de nuestros hermanos, debemos romper con nuestra burbuja egoísta y mirar hacia afuera, hacer y clamar por el dolor de los cercanos y los lejanos.

Marcel Legarra, Uruguay

Vivamos como guarda de nuestros hermanos.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *