Estorbo

¿Cómo podría Jesús entrar con las puertas cerradas?
1 octubre 2018
El amor es…
2 octubre 2018

Estorbo

Lectura: 1° de Samuel 3:1-21

“Y le mostraré que yo juzgaré su casa para siempre… porque sus hijos han blasfemado a Dios, y él no los ha estorbado” v. 13

Alguien dijo por ahí que en ninguna Universidad nos enseñan a ser padres y pienso que hay cierta certeza en esta afirmación. De igual manera dicen que hijos pequeños problemas pequeños e hijos grandes problemas grandes y desde luego les doy la razón.

Tengo dos hijas que se llevan 8 años la una de la otra, la mayor ya profesional le ofrecieron un empleo para desarrollar ferias que tenían que ver con mascotas, más explícitamente con perros. Su debilidad con los animales y una remuneración hizo que aceptara este trabajo. Para una de las ferias organizadas por su empresa tomamos la decisión como familia de acompañarla ya que era un fin de semana en una finca cerca de donde vivimos, fue un tiempo bien agradable sin embargo en el discernimiento que nos da el señor a los padres vimos actitudes y comportamientos en los socios de la empresa que reñían con nuestros principios como cristianos.

En el devocional que hacemos como familia expuse la palabra de 1 de Samuel 3:13 y más explícitamente de cómo nosotros como padres debemos ser estorbo para nuestros hijos en las cosas que observamos y que riñen con la palabra de Dios, con la certeza que si no lo hacemos seremos juzgados. Gracias a Dios, mi hija fue sensible a la enseñanza y para la fecha que escribí ya no hacia parte de esta empresa.

Que con el amor de Dios hagamos ver a nuestros hijos donde se pueden estar equivocando y donde el enemigo puede estar tejiendo redes para apartarlos de la palabra.

Carlos J. Cárdenas, Colombia

Nuestros hijos, el mayor tesoro.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *