La misericordia de Dios

Relación personal
25 octubre 2018
Nuestro oportuno socorro
30 octubre 2018

La misericordia de Dios

Lectura: Lamentaciones 3:22-26

“Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias…” v.22

Si alguien cae en un hueco profundo, a cambio de mirar lo que le rodea prefiere hacerlo hacia arriba, elevar su mirada al cielo y gritar pidiendo ayuda, porque de ese lugar sabe que provendrá misericordia para ser rescatado, pues tiene claro que mirando alrededor y gritando hacia abajo, no será escuchado, por lo tanto no obtendrá ayuda. De esta misma forma deberíamos hacer cuando estamos en problemas y dificultades, cuando todo está oscuro a nuestro alrededor y la preocupación y la angustia nos consumen.

No sé en qué circunstancias se encuentra usted en estos momentos. Quizás está en un profundo hueco, impotente, sin tener a quien acudir, lleno de dificultades y sin salida, hablando de su situación permanentemente pero sin la esperanza que esta mejore realmente. Es como estar atrapado en un hueco, pero en vez de elevar su mirada y ver con esperanza el cielo abierto encima suyo, usted mira las paredes oscuras a su alrededor y grita acerca de la oscuridad en que se encuentra. Hoy, el Señor le recuerda que Sus misericordias no decaen, que usted pudo haber sido consumido, pero que sus misericordias permanecen ahí, sobre usted. Entonces, ¿hacia dónde prefiere seguir mirando? Sobre usted hay un espacio abierto donde puede ver la luz de un nuevo día. No se quede con la mirada en las circunstancias cuando hay un cielo abierto de misericordia para usted.

Alabe a Dios por Sus misericordias, haga una lista de ellas diariamente y podrá ver que las circunstancias irán empequeñeciéndose, para que crezca sobre usted la misericordia del Señor.

Aminta de Medina, Colombia

Nuevas son Sus misericordias cada mañana
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *