Nuestro oportuno socorro

La misericordia de Dios
26 octubre 2018
Palabra viva
30 octubre 2018

Nuestro oportuno socorro

Lectura: Hebreos 4:9 – 13

“…la palabra de Dios tiene vida y poder. Es más cortante que cualquier espada de dos filos, y penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta lo más íntimo de la persona; y somete a juicio los pensamientos y las intenciones del corazón.” v.12

Según los expertos, el descanso para un conductor es muy valioso y preventivo en el atribulado tráfico de nuestras ciudades y carreteras, así como para los atletas el reposo entre carreras y entrenamientos es una precaución importantísima para no sufrir lesiones. Lo mismo sabemos respecto del necesario sueño para recuperarnos de los arduos días de trabajo.

La Palabra de Dios nos dice que nuestra vida es un camino rumbo al reposo celestial, cuando todo estará completo y perfecto. Es una senda llena de percances y por ello necesitamos del socorro de Cristo, que sufrió todo lo que sufrimos y puede atendernos en nuestras debilidades y concedernos, como un regalo, la paz y el descanso de la salvación, desde ahora hacia la eternidad..

Esa identificación de Jesucristo se da porque no hay nada oculto delante de él, que nos conoce perfecta e íntimamente, como si fuera un escaneo en directo 24 horas al día a través de su Palabra. Lo hace para socorrernos en lo más privado de nuestro ser, capacitándonos a declarar nuestra seguridad en él, a quien seguimos, descansando en la confianza de que si él fue tentado en todo según nuestra semejanza pero sin pecado, nos fortalecerá para confesar la salvación en su Palabra, acercándonos a su trono, como el Dios amoroso que salva a quien en él cree.

Dirceu Amorim de Mendonça, España

Cristo nos ofrece el descanso de la salvación:¡ALELUYA!
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

1 Comment

  1. José Enrique Mezquita Pacheco dice:

    Ameén y amén, que bendición es ésta Palabra para mi vida hoy!! Gloria a Dios!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *