Restaurados de nuestra infidelidad

La palabra de Dios es completa y perfecta
26 diciembre 2018
En Navidad
31 diciembre 2018

Restaurados de nuestra infidelidad

Lectura: Jeremías 3:10

“Reconoce, pues, tu maldad, porque contra Jehová tu Dios has prevaricado.” v.13

Todos somos infieles. Nos hemos ido en pos de otros ídolos. Nos hemos ido en pos de nosotros mismos y de nuestros intereses. Y en esa huida hay mucho más que tomar simplemente un camino equivocado. No hay ignorancia, sino prostitución y profundo desagradecimiento.

Prostitución porque nos entregamos al mejor postor, a quien más nos promete, pueda o no cumplirlo finalmente. Desagradecimiento porque no reconocemos a la fuente de todo bien en nuestra vida, y miramos hacia otro lado en un “no aprecio” que no es más que desprecio, trayendo sobre nosotros desgracia.

Pero Dios se acerca a nosotros con misericordia, una y otra vez. Una misericordia que acompaña a Su justicia, que tantas veces trae juicio también, lógicamente. Porque Él no puede ignorar el pecado. Pero nos llama a reconducirnos en amor. Y nos dice “si piensas volver, vuélvete a mí” (Jeremías 4:1) Pero esa vuelta ha de ser mucho más que palabras simplemente. Las palabras sirven para reconciliarse aparentemente con alguien que no ve el corazón. Pero Dios no solo lo ve, sino que lo escudriña, lo sondea y lo examina para darle a cada cual según el fruto de sus obras (Jeremías 17:10)

Dios nos dice “Vuélvete… no te miraré con ira….no te guardaré rencor para siempre…tan solo reconoce tu culpa y que te rebelaste contra el Señor tu Dios” (Jeremías 3:11-13) porque Su deseo es “tratarnos como a un hijo, darnos una tierra codiciable y la heredad más hermosa de las naciones” (Jeremías 3:19).

Lidia Martín Torralba, España

Ayúdame a volverme a ti de corazón.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *