Una entrega total

Entrevista al astronauta Steve Nagel
5 diciembre 2018
¿Por qué Navidad?
6 diciembre 2018

Una entrega total

Lectura: Romanos 10:1 -13

“Porque con el corazón se cree para justicia pero con la boca se confiesa para salvación.” v.10

Aefectos de comprender de forma práctica el funcionamiento del ser humano es útil identificar las áreas que lo componen, y que son las tres siguientes: cuerpo, alma y espíritu. La persona completa, madura es aquella que ha logrado un buen nivel de desarrollo en cada una de estas áreas de la vida. En nuestros tiempos, sin embargo, ve- mos que las personas viven una vida cada vez más fragmentada, mostrando una gran disparidad en el nivel de desarrollo logrado entre los diferentes elementos que componen su humanidad.

No hay crecimiento armónico y parejo de las tres áreas funda- mentales del carácter humano. Esto producirá serias anomalías en la personalidad y sus conductas. La persona contemporánea sin duda posee el más alto nivel de desarrollo en la esfera de lo mental comparada a generaciones anteriores. Vivimos en una época en que ha proliferado como nunca antes el acceso a toda clase de información acerca de los temas más diversos. Increíblemente, esta verdadera avalancha de información no ha producido personas más sanas y equili- bradas. Al contrario, pareciera que la distancia que separa el desarrollo mental del desarrollo emocional o espiritual es cada vez mayor.

Esto representa un verdadero obstáculo para aquellos que desean entrar en una dimensión más profunda de la vida espiritual.

En el texto de hoy, Pablo afirma que la acción de creer, para los hijos de Dios, es una acción que ocurre primordialmente en la esfera del corazón que representa el todo del der humano. Es decir el yo mismo, el ser total.

Gabriel Ibáñez, Chile

Con el corazón se cree para justicia pero luego hay que confesar con la boca
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *