Venciendo obstáculos

Sobrevivir a un accidente aéreo – Parte 2
17 diciembre 2018
Veritas liberabit vos – Parte 2
18 diciembre 2018

Venciendo obstáculos

Lectura: Marcos 2:1-12

“Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa” v.11

Imagine el sentimiento de los cuatro amigos del paralítico. Quizás, ante la noticia de la llegada de Jesús al pueblo, se habían entusiasmado hablando de lo bueno que sería que su amigo pudiera tener un encuentro con esta persona que, según se comentaba, hacia milagros increíbles. Claro, las probabilidades de que el Maestro de Galilea pasara cerca de donde estaba él eran remotas. Entonces, uno de ellos sugirió que lo podrían llevar, entre los cuatro, hasta donde estaba Jesús. Entusiasmados por la idea fueron a buscarlo, y salieron juntos rumbo al lugar donde se encontraba la multitud. La insólita acción de estos cuatro amigos revela, para nosotros, una convicción digna de imitación.

¿Se imagina la desilusión que sintieron al ver el mar de personas que rodeaban la casa donde se alojaba el Nazareno? Habían esperado que él estuviera al aire libre, pero ¡estaba dentro de la casa! Siempre que emprendemos un nuevo proyecto, nos encontraremos con obstáculos. El tema no es encontrar el camino sin obstáculos, sino demostrar habilidad y destreza a la hora de sortear las dificultades. Estos cuatro hombres creían, que Jesús tenía lo que el paralítico necesitaba.

Es por esto que no estaban dispuestos a darse por vencidos. El mensaje aquí es estar dispuesto a perseverar hasta obtener una respuesta. No darse por vencido, aun cuando lo que se busca aparentemente es inaccesible. Fácilmente muchas personas se desalientan cuando aparecen los escollos en el camino. No consideraron que habría algún impedimento y se detienen en el camino hacia la victoria. La lección de hoy es: “Nunca te desalientes oigo al Señor decir”.

Gabriel Ibáñez, Chile

Podemos decir «nunca hemos visto tal cosa», y luego glorificar a Dios.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *