Seamos Humildes

Cambio de hábitos alimenticios
14 enero 2019
Sombra de muerte
16 enero 2019

Seamos Humildes

Lectura: 1 Corintios 4

“…Téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios.” v. 1

Es una lástima que no siendo naturales al idioma griego no comprendamos a veces la profundidad de lo que Pablo escribió en ese idioma, pero los corintios que recibieron esta carta lo entendieron muy bien y es que Pablo aquí usa dos metáforas.

Primero: escribe de “servidores”, y para eso usa una palabra que en ese tiempo designaba a un tipo de esclavos que remaban debajo de la cubierta en las galeras romanas. Es decir que aquí “servidores”, se refiere a hombres que pasaban su vida remando a la sola instrucción del capitán del barco. Todos al mismo tiempo, todos al mismo ritmo y todos en el mismo sentido. Eran esclavos que vivían para cumplir las órdenes de su amo.

Segundo: escribe de “administradores” y para eso usa una palabra que en ese tiempo designaba a un sirviente de mayor rango que estaba encargado de administrar las propiedades o negocios de su señor. Un sirviente de confianza que repartía los bienes a los de la casa de su amo.

A esta altura, considero necesario que esto nos quede muy claro a todos los que tenemos al mismo Señor que Pablo, que seamos lo suficientemente humildes para vernos a nosotros mismos como insignificantes esclavos remando bajo la cubierta de un barco, a las órdenes de nuestro Capitán y no solamente mirarnos como a siervos de mayor rango entre los demás hombres ordenando y sometiendo a los hijos de Dios.

Iván Castro, Chile

Roguemos a nuestro Señor para que nos ayude a mirarnos como simples servidores.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *