Dios está en control

Papá Noel vs. Jesús
26 diciembre 2019
Amigos y… de los otros
31 diciembre 2019

Dios está en control

Lectura: 1 Samuel 23:1-18

“Y David consultó a Jehová, diciendo:
¿Iré a atacar a estos filisteos?”  v. 2

En Perú tenemos una costumbre particular para celebrar la llegada del año nuevo. Se confeccionan muñecos de trapo que representan al año que pasó y a la hora 23:59 del 31 de diciembre son quemados en medio de las calles acompañados de multicolores fuegos artificiales y explosivos caseros.

En una de esas celebraciones, cuando tenía siete años de edad, estuve jugando alrededor de uno de estos enormes muñecos con mis pequeños amigos del barrio. En un momento hicimos el reto de quién podía saltar por encima del fuego; todos estuvimos saltando, pero en una ocasión me tropecé y caí en medio del fuego sufriendo quemaduras de tercer grado en las dos piernas. Pasaron tres semanas de intensos tratamientos, hasta que recién pude asistir a la escuela dominical. El primer domingo que asistí, después de mi recuperación, la maestra nos enseñó acerca del infierno y dirigiéndose a mí dijo que el infierno sería aún más terrible. Finalizando la clase, puse mi fe en el Señor Jesús. Agradezco a Dios que soberanamente utilizó esa terrible experiencia para atraerme hacia Él.

El rey David sabía que Dios estaba en control de los acontecimientos, y que hacía conforme a Sus propósitos. Cuando iba a librar la ciudad de Keila, consultó a Dios para saber si debería atacar y si obtendría la victoria. Cuando Saúl lo perseguía David oraba consultando a Dios qué debería hacer; sabía que Dios no permitiría algo contra Sus planes. Confiar en el gobierno soberano de Dios sobre nuestra vida traerá como resultado paz en nuestro corazón.

Edward Zacarías, Peru

Ante un nuevo año confiemos en Dios.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *