Peces en el lago

Fake news espirituales
24 enero 2020
Caudillismo
28 enero 2020

Peces en el lago

Lectura: Lucas 5:1-11

«Respondiendo Simón, dijo: Maestro, hemos estado trabajando toda la noche y no hemos pescado nada, pero porque tú lo pides, echaré las redes»  v. 5

Esto muy bien es aplicado a cualquier líder cristiano decepcionado. Dice, “he trabajado el año entero y no he conseguido casi nada”. Entonces el humilde pescador, frustrado ora: «¿Señor no dijiste tú que nos harías pescadores de hombres? ¿Es que no echo bien la red? Ya no sé cómo arreglar mis sermones. Maestro, he trabajado todo el mes, el año entero, y no he salvado un alma, hace dos años que no saco un pez del agua, hace tres». Se dice para sí mismo: «No puedo detenerme y abandonar la pesca». Y ora: “A ti acudo, poderoso Salvador, para que atraigas los peces a la misma comida que tú me diste para ellos”.

Y de pronto aparece el éxito que ha faltado en tiempos anteriores. Contento el pescador puede dormir tranquilo, pues tiene ya en su memoria algunos nombres de peces muy lindos acabados de salir del proceloso mar del mundo. En la cesta, quiero decir sentados en el templo, no están solo los acostumbrados sino nuevos que hacen sonreír a los demás y mucho más al tenaz pescador. Eso porque obediente volvió a echar su sermón, y la red salió de sus labios en el Nombre de quien le dijo «tírala otra vez».  Es la oración de todos los pescadores de hombres, que estamos obligados vocacionalmente con el Señor. Él tiene poder para darnos en unos minutos la bendición que le ha faltado a nuestro trabajo por noches y años.

Humberto Pérez, Estados Unidos

Combate tu desánimo y decepción confiando en Jesús
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *