Dar es vida

Bosquejos A través de la Biblia
18 febrero 2020
Acordarse
24 febrero 2020

Dar es vida

Lectura: Juan 13:15-17

«Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis» v. 15

Hace poco leí acerca del Mar Muerto. Me provocaba bastante intriga su nombre y algunos datos me sorprendieron con una profunda lección. Este mar, ubicado entre Israel y Jordania, otorga múltiples beneficios para la salud del ser humano. La gran concentración de sales minerales genera un ambiente único con activos de acción terapéutica. Sus aguas contienen un 34 % de sal, alrededor de once veces más que cualquier otro océano.

Esta característica que lo hace tan particular y codiciado para la belleza de la piel, por otro lado determina una condición de la que deriva su nombre: en sus aguas no hay vida. Ni peces, ni plantas. La razón es que carece de desagüe. No hay posibilidades de reducir el grado de salinidad. El Mar Muerto recibe agua del Río Jordán, de otras fuentes menores y de las escasas precipitaciones que se producen, pero no hay salida para sus aguas. Solo escapan por evaporación.

Pensemos ahora en nosotros. Hemos recibido todo de Dios. Él no nos negó ni siquiera lo más preciado que tenía, Su propio Hijo, con tal de proveer para nuestra salvación. El hijo de Dios, mientras estuvo en la tierra, fue también un servidor, porque dio. Dios dio. Jesús dio. Nosotros recibimos: salvación eterna, vida abundante, dones, bendiciones.

Ahora, ¿cuánto damos? ¿Y con cuánta facilidad lo hacemos? Si solamente recibimos pero no damos nos convertimos en mares muertos. No hay vida en nosotros. No alimentamos a nadie, no proveemos para nadie. Nos «evaporamos» en nuestras propias vidas sin beneficiar a otros. Ese no fue el ejemplo de Jesús.

Nancy Rodríguez Antivero, Uruguay

No te quedes con lo que recibes, no te evapores.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *