Cuida tu corazón

El ajedrez
19 marzo 2020
¿Cuán limpio es lo suficientemente limpio?
20 marzo 2020

Cuida tu corazón

Lectura: Proverbios 4:23

«…Porque de él mana la vida»

¿Por qué? ¿De qué? ¿Cómo debemos cuidar nuestro corazón? ¿Por qué debemos cuidar nuestro corazón? (Proverbios 23:7). Porque vale más que todo. Porque es la parte de ti que se conecta con Dios y con los demás. Cuidamos el corazón porque él determina hacia dónde vamos. Tienes que escoger de quién es tu corazón. Tienes que cuidar tu corazón por sobre todas las cosas (Mateo 15:19). Cuando tus comodidades están viéndose afectadas y empiezas a sentirte quebrantado, ¿dónde dejas tu Cruz? No la pongas a un lado cuando empieza a pesar.

¿De qué cuidamos el corazón? De los continuos ataques. El enemigo quiere turbarte, quiere que te olvides de quién reina en tu corazón, quiere que tú reines en tu corazón. Cuando tu corazón no está bien, amenaza todo lo que haces. Cuida tu corazón de la incredulidad, pues esta está donde no hay fe (Lucas 17:5). Cuida tu corazón de la dureza (Hebreos 3:12). Esta se da cuando perdemos la sensibilidad a Dios, a las cosas de Dios y de los demás (2 Pedro 2:21; Jeremías 17:9; 1 Samuel 6:6; Ezequiel 11:19-20).

¿Cómo vamos a cuidar el corazón? Desechando todo peso y pecado (Proverbios 4; Hebreos 12). Llena tu corazón de Dios, del Espíritu Santo, de las cosas eternas (Salmos 119:9-11; Hebreos 4:12). Llénate de servicio. Tu servicio es un reflejo de un corazón que sabe de dónde Dios lo sacó (Proverbios 23:26).

“El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo” (Lucas 6:45).

Nery De Las Casas Berreteaga, Estados Unidos

Y en todo momento ora, ora, ora.
“Orad sin cesar”.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

1 Comment

  1. Estela dice:

    Muy buena meditación y gran verdad a tener en cuenta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *