La astrología y los cristianos

Cuidando nuestra salud integral
10 septiembre 2020
Un genetista examina el cristianismo
11 septiembre 2020

La astrología y los cristianos

De la sección “Renovando el Espíritu” del programa “Los años no vienen solos”.

Escuche aquí el programa:

Extractado de Protestante Digital

Millones de personas diariamente revisan su horóscopo para averiguar su futuro. Firman contratos, constituyen empresas, escogen oficios, hacen apuestas, planean viajes, escogen el nombre de sus hijos, y a veces formulan políticas y decisiones de gobierno, todo esto con base en los presagios astrológicos, viendo si los astros les favorecen o no. 

Pero nosotros, como cristianos, ¿qué postura adoptamos ante la astrología? Compartimos algunas consideraciones:

1 – La fuente de estos poderes no proviene de Dios. La Biblia dice: “Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz” (2ª Corintios 11:14).

2 -Son muchos los pasajes bíblicos que condenan a quienes adoran y consultan a los astros: “No sea hallado en ti quien…practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero,…ni mago, ni quien consulte a los muertos, porque es abominación para con Jehová cualquiera que haces estas cosas…” (Deuteronomio 18:10-12).

3 – En el juicio contra Babilonia Dios profetizó que los astrólogos no podrían ayudar a Babilonia: “Te ha fatigado en tus muchos consejos, comparezcan ahora y te defiendan los contempladores de los cielos, los que observan las estrellas, los que cuentan los meses, para pronosticar lo que vendrá sobre ti. He aquí que serán como tamo; fuego los quemará, no salvarán sus vidas del poder de las llamas…” (Isaías 47:13-14). 

4 – Dios dispuso que el hombre se valiera de los astros para medir las estaciones, días y años. Génesis 1:14: “Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años. La Biblia no indica que debemos buscar en ellos una guía para tomar decisiones y hacer evaluaciones en nuestra vida personal; para esto tenemos la Palabra de Dios, que dice: “¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no le has amanecido” (Isaías 8:20). La sabiduría, la orientación, la formación del carácter y personalidad del individuo no vienen determinadas por los astros del cielo. Muchas de las personas que consultan su horóscopo lo hacen con la idea de evadir sus responsabilidades en la toma de decisiones personales, quieren que alguien les indique qué hacer así se sienten más seguros, esta es la razón de la popularidad de programas astrológicos de televisión, radio y prensa.

5 -Quienes miran a Dios tienen una guía que nunca falla. Jesús prometió a sus seguidores que “…cuando venga el Espíritu (el Espíritu Santo) de verdad, él os guiará a toda verdad…” (Juan 16:13). El autor del libro de los Salmos dijo: “Porque tú eres mi roca y mi castillo; por tu nombre me guiarás y me encaminarás” (Salmos 31:3). Para tomar una decisión, el cristiano verdadero no se fundamenta en averiguar si los planetas o estrellas están o no en posición favorable, ni cree en que la fecha y día de su nacimiento determina su carácter; él confía en que Dios tiene el control, que está a su favor, y que le da inteligencia y capacidad para afrontar las situaciones de la vida diaria. 

Fíate del Señor de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas
Proverbios 3:5-6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *