Regresa a casa

El fuego de prueba
2 octubre 2020
El puño no bautizado
6 octubre 2020

Regresa a casa

Lectura: Juan 7:53 – 8:11

«…Jesús le dijo: Tampoco yo te condeno. Vete y no peques más» v. 11

Cristina, una joven cansada de ser pobre, soñaba con una vida mejor en la ciudad. Un día escapó de la casa, rompiendo así el corazón de su mamá; ella sabía que no tenía oportunidad en la ciudad por lo tanto fue a buscarla.

De camino a la parada del bus, la angustiada madre sacó fotos de su rostro en blanco y negro. Buscó a su hija en bares, night-clubs, hoteles y lugares que tenían fama de ser hogar de mujeres fáciles. En cada lugar dejó su foto pegada en el espejo del baño, en anuncios de hoteles y en cabinas de teléfonos. Atrás de cada foto escribió una nota y cuando hubo acabado las fotos y el dinero, María regreso a su casa llorando amargamente por tener que regresar a su pueblo sola, sin su hija.

Un día Cristina bajó por la escalera de su hotel frustrada, angustiada, sin esperanza ya, pues su sueño se había convertido en pesadilla. Mil veces quiso cambiar sus muchas camas por la humilde camita que tenía en su casa, pero su pueblo estaba muy lejos. De repente, al llegar al pie de la escalera, sus ojos vieron una cara conocida, era la foto de su mamá. Al tomar la foto empezó a llorar. Atrás decía: “No importa lo que hayas hecho, o en quién te hayas convertido, por favor vuelve a casa”.

Cristina aceptó esa invitación y regresó a su hogar. Dios te hace la misma invitación. No importa lo que hayas hecho, o en quién te hayas convertido. Vuelve a casa. ¡Hazlo ya!

Enrique Azuaga, Paraguay

Jesús es el camino de regreso a casa.

Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

3 Comments

  1. Ruben González dice:

    Simplemente :excelente,gracias.

  2. Rosario dice:

    El Señor siempre nos espera con los brazos abiertos si volvemos arrepentidos

  3. Gabriel dice:

    Sin arrepentimiento?
    El cristiano debe de arrepentirse y “no lo hagas más” dice el Señor nuestro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *