Celebremos la Navidad

Navidad lejos de casa
21 diciembre 2020
Comidas familiares en época de covid-19
21 diciembre 2020

Alrededor del mundo los pueblos celebran diferentes eventos; unos nacionales, otros familiares y otros religiosos. Les llamamos días festivos. Por mi parte me gusta saber cómo viven y celebran en las diferentes culturas; qué cosas celebran y qué significado tienen esas celebraciones para ellos en ese lugar. Me gusta saber por qué son importantes para ellos. Hablar de días festivos me trae alegría pues se supone que ese día podré faltar a mi trabajo, disfrutar con la familia, descansar y tener una comida especial o realizar un paseo divertido. Pero no siempre esos días especiales son para divertirse. Creo que más importante que faltar al trabajo o al estudio es pensar y recordar el significado de ese día festivo, reflexionar por qué es tan especial.

Hoy queremos pensar y enfocarnos en un importante día para la cristiandad y para la humanidad. Nos referimos al día de la Navidad. La Navidad nos hace recordar ese maravilloso día en que Dios se vistió de forma humana y descendió desde sus moradas celestiales a este mundo por amor a nosotros. Como lo expresa la Biblia en el Evangelio de Juan (3:16) “Porque tanto amó Dios al mundo que dio a Su Hijo unigénito, para que todo el que cree en Él no se pierda, sino que tenga vida eterna”.

Como ves, la Navidad no solo es para los cristianos, sino para todo el mundo porque Dios ama a todos por igual; por tanto es o debería ser una celebración mundial. Jesús vino al mundo como una demostración del gran amor de Dios hacia nosotros. La Biblia nos narra cómo fue el nacimiento de Jesucristo.

«El nacimiento de Jesús el Cristo fue así: Su madre María, estaba comprometida para casarse con José, pero, antes de unirse a él, resultó que estaba encinta, por obra del Espíritu Santo. Como José, su esposo era un hombre justo y no quería exponerla a vergüenza pública, resolvió dejarla en secreto. Pero cuando él estaba considerando hacerlo, se le apareció en sueños un ángel del Señor y le dijo: “José, hijo de David, no temas recibir a María por esposa, porque ella ha concebido por obra del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados. Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había dicho por medio del profeta: “La virgen concebirá y dará a luz un hijo y lo llamarán Emanuel, que significa Dios con nosotros» (Mateo 1: 18-23).

Emanuel: Dios con nosotros. ¡Qué privilegio tener a Dios con nosotros! Jesús llegó a este mundo naciendo en un pequeño pueblo de Judea llamado Belén durante el reinado del Rey Herodes. El evangelio de Mateo lo narra de esta manera:

Después que Jesús nació en Belén de Judea en tiempos del Rey Herodes, llegaron a Jerusalén unos hombres sabios procedentes del Oriente, preguntando: ¿Dónde está el que ha nacido rey de los judíos? Vimos en lo alto su estrella y hemos venido a adorarlo. Cuando lo oyó el Rey Herodes se turbó y toda Jerusalén con él así que preguntó a los sacerdotes y maestros de la ley dónde había de nacer el Cristo. Ellos respondieron: En Belén de Judea, porque esto es lo que ha escrito el profeta: “Pero tú Belén, en la tierra de Judá, de ninguna manera eres la menor entre los principales de Judá; porque de ti saldrá un príncipe que será el pastor de mi pueblo Israel” (Mateo 2: 1-6).

Para aquellos que somos cristianos, la Navidad es un día muy especial porque nos recuerda que Jesús vino al mundo como un pequeño bebé y vivió entre los seres humanos haciendo el bien. “Jesús siguió creciendo en sabiduría y estatura y cada vez más gozaba del favor de Dios y de toda la gente” (Lucas 2:52). A la edad de treinta años, Jesús comenzó su ministerio yendo por todas partes y proclamando que el Reino de los Cielos se había acercado trayendo la salvación para todos los que la quisieran recibir. Jesús anduvo haciendo bienes, sanando enfermos, echando fuera demonios y muchos le seguían pero no todos comprendieron su misión sobre la tierra.

Hoy día hay muchas personas entre nosotros que tampoco comprenden el verdadero significado de la venida de Cristo al mundo. Es decir, no comprenden el verdadero significado de la Navidad. En nuestros calendarios aparece como un día festivo, un día de celebración cuando la familia se reúne para estar juntos, comer algo especial e intercambiar regalos. Para aquellos que somos cristianos decir Navidad es traer a la memoria el día en que Jesús el Hijo de Dios vino al mundo para ser nuestro Salvador.

La Navidad va muy unida a la Pascua porque una no tendría significado sin la otra. La Pascua es el tiempo en que los cristianos celebramos la muerte y resurrección de Jesucristo. Jesús nació una Noche Buena porque Dios amó tanto al mundo (a ti y a mí) para que si tú y yo creemos en Jesús tengamos vida Eterna junto a Él.

Realmente deseamos que esta sea una Navidad diferente en tu vida y en tu hogar cuando recuerdes que Jesús vino al mundo naciendo en un humilde pesebre por amor a cada una de nosotras. Que tu corazón se llene de gratitud y alabanzas por este maravilloso acontecimiento que tuvo lugar en la historia de la humanidad. Jesucristo nació en Belén por amor a la humanidad, para que todo aquel que en Él crea no se pierda sino tenga vida eterna.

Que esta sea una hermosa Navidad para ti aunque te encuentres sola pero acompañada por el Señor Jesucristo. Navidad es el recuerdo de ese día en que Jesús bajó a este mundo para ser nuestro Salvador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *