Sueño en paz

¿Un mundo mejor?
12 febrero 2021
La paternidad
22 febrero 2021

Lectura: Salmo 4

«En paz me acostaré y así mismo dormiré; solo Jehová, me hace vivir confiado.» v. 8

Luchito, era el hombre más grande que me ha tocado bautizar en toda mi vida.

Recién empezando mi tarea pastoral, él marcó dos hitos luminosos en mis recuerdos. El primero, esa anécdota del bautismo. Todos los asistentes, estaban curiosos si yo, pastor pequeño, iba a poder levantar del agua a Luchito, anciano amoroso, pero casi sin fuerzas para impulsarse de vuelta, además con unos 140 kilos de peso.

¡Lo logré!, pero sudé grueso. El segundo, fue cuando don Lucho, enfermó y el médico me comunicó que un cáncer ramificado, le daría, solo unos días mas de vida. ¡Qué dolor!
¡Cuánto lo queríamos! Terminado el día o, a veces después de los cultos nocturnos, íbamos para orar y cantarle los himnos que le gustaban.

Entonces, en una de esas noches de visitarle, se acomodó en la cama y nos dijo: “Canten otra vez mi himno favorito; mientras tanto yo dormiré”. Y, no despertó nunca más. Mientras cantábamos, él pasó a la presencia del Señor. El tema de la muerte, la tumba, la separación, nunca fue su trauma.

Siempre lo conversó con la misma naturalidad como ir al mercado, o a la playa, o a la ciudad vecina. Si tu supieras que esta noche traspasarás la puerta de la eternidad ¿Podrías dormirte tranquilo como este bendito anciano? Si no fuera así, hoy es tiempo de decirle a Jesús, ven a mi vida para que cuando nos encontremos, no sea un trauma para mí, sino un feliz encuentro.

Osiel Ibáñez, Chile

Ir con Cristo es mejor: Cristo es el camino.

Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 19, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *