El constructor

La escalera de la vida cristiana
23 abril 2021
Beneficio del amor
27 abril 2021

Lectura: 1ª Corintios 3:9-15

«Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.» v. 11

Considere su vida como una construcción, la cual debe ser cimentada en Cristo. Ahora analicemos dos posibles tipos de materiales con los que cada uno de nosotros podemos realizar la construcción, aunque siempre sobre el mismo fundamento, Cristo.

El Primer tipo de construcción utilizará materiales de madera, heno y paja. Esta es aquella persona que construye su vida con materiales que le ofrece el mundo, como si pertenecieran a este mundo; evidencian, en primer lugar, inmadurez espiritual. Hebreos 5:11 las describe como tardas para oír la Palabra de Dios. ¿Qué hacer? Cambie sus rutinas, y cree disciplinas como la lectura diaria de la Biblia. Esta es una decisión que solo usted puede tomar. Hágalo hoy mismo.

También evidencian obras de la carne, Gálatas 5:19-21 ¡Cuidado! usted no puede mezclar lo impuro con lo puro; no es posible que sobre el fundamento que es Cristo, quien es Santo, pretendamos poner materiales pecaminosos. ¿Qué hacer? Derribe lo que ha intentado construir y reconstruya en Cristo.

El segundo tipo de construcción utiliza Oro, Plata y Piedras Preciosas. Estos sí son materiales de la más alta calidad, con alto precio y garantía eterna; este es el mismo material de la cuidad celestial que se describe en Apocalipsis 21:18-19 y con el cual usted y yo debemos construir nuestras vidas.

Este material se evidencia por el fruto del Espíritu, el cual se menciona en Gálatas 5:22-23. A estas vidas realmente se les podrá llamar “Templo de Dios”, porque allí es donde vive el Espíritu Santo.

Frankly Olaya Cárdenas, Colombia

Cuando venga la prueba de fuego, su vida mostrará de qué estaba hecha.

Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 20, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *