Siempre gozosos

Los nombres de Dios – Pr. Pérez Millos
7 julio 2021
Escenas de la vida de David
9 julio 2021

Lectura: 1 Tesalonicenses 5:15-24

“Estad siempre gozosos.” v.16

Hagamos memoria: ¿recuerda haber experimentado un día completo sintiendo gozo? Generalmente hay tantas situaciones fuera de nuestro control, que es realmente complicado creer que podemos estar siempre gozosos. En lo cotidiano, si algo no funciona como esperamos, casi de forma inmediata, nuestro ánimo se ve afectado en esas situaciones que son aún más difíciles; la gran mayoría nos encontramos infelices, sin consuelo, impotentes, o angustiados.

Es que, en un mundo caótico, ¿cómo podemos estar siempre gozosos? El libro de los Hechos narra como el Espíritu Santo, a través de Pedro y Juan, sana a un paralítico y hace muchas maravillas. Los judíos en su celo, resumiendo la historia, llevan a los apóstoles ante el concilio y allí les juzgan con odio, al punto que, literalmente, querían quitarles la vida. Dios no permite que esto suceda, sin embargo, los discípulos sufren azotes y son amenazados: “no hablen más en el nombre de Jesús.” Hechos 5:41 habla del sentir de los apóstoles al ser liberados: “Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenido por dignos de padecer afrenta por causa del Nombre”. Personas que fueron perseguidos, privados de su libertad, y azotados, salen de semejante tribulación con gozo.

¿Lo percibe? No es un asunto de circunstancias favorables; el gozo va más allá. El Espíritu Santo imparte su gozo a través de nuestra comunión con la persona de Cristo. Así que quizás lo que falta en nuestra vida no es una “racha de buena suerte”, quizás lo que falta en nuestra vida es una relación más personal, y más profunda con Cristo.

Ronald Delgado, Honduras

¡La comunión con Cristo es fuente inagotable de gozo!

Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 20, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *