¡Hombres de verdad!

La buena dadiva
17 mayo 2022
Un mundo sedado
19 mayo 2022

Lectura: Proverbios 20:1 – 9

“Pero hombre de verdad, ¿Quién lo hallará?” v.6

En el año 1983 una encuesta realizada a hombres, se publicó en el Wall Street Journal registrando lo siguiente: el ochenta por ciento de los ejecutivos confesaron haber conducido sus vehículos en estado de ebriedad; el setenta y ocho por ciento admitió haber utilizado los teléfonos de la empresa para hacer llamadas personales.

Esta es la dolorosa realidad, faltan hombres de verdad. Han transcurrido treinta y siete años desde aquella encuesta, y la situación no ha mejorado. Los hombres de verdad escasean. Pero este problema no es de esta generación, pues incluso Salomón enfrentó la misma situación en sus días. Él, movido por el Señor, escribió lo siguiente: “Muchos hombres proclaman su propia bondad, pero hombre de verdad, ¿Quién lo hallará?”

¿Es posible ser un hombre de verdad? Sí, es posible a través de la obra de Dios. Y para que esto suceda, cada uno debe reconocer su condición espiritual de pecado, creer y aceptar que sólo Cristo y su obra puede cambiar su estado de eterna de condenación a vida perpetua.

Este es el inicio para ser un hombre de verdad. De esta manera, recibirá el poder del Espíritu Santo para vivir conforme a la voluntad de Dios.

Un hombre de verdad es uno que va creciendo en santidad cada día, conformándose a la imagen de Cristo. Un hombre de verdad no proclama su propia bondad, sino la bondad y gracia de Dios en su vida.

Edward Zacarías, Perú

¡Un hombre de verdad vive con los valores de Dios!

Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 20, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *