¿Hasta cuándo Señor?

Lecciones de la vida de Elías
17 junio 2022
No trates de suicidarte – Parte 1
21 junio 2022

Lectura: Habacuc 2:1-20

“… mas el justo por su fe vivirá” v.4

Cuando analizamos el pasado arriesgamos caer en anacronismo, porque cuesta despegarnos de la mirada presente y entonces lograr la objetividad absoluta. Probando su inspiración divina, la Biblia tiene un mensaje para todos, en todas las épocas y lugares.

Nos parece vigente la prédica de Habacuc, profeta que vivió en Judá hace aproximadamente dos mil seiscientos años. Veía al pueblo aumentando su corrupción moral sin detenerse. El tiempo pasaba y la situación social empeoraba. Con dolor en su alma pregunta a Dios directamente; “¿hasta cuándo?” Recibe respuesta con una visión y seguridad de que se cumplirá todo lo determinado por el Altísimo, a su tiempo. Dice que vendría castigo mediante una nación cruel como los caldeos.

Sabemos que nadie se alegra cuando le anuncian una penitencia, pero Habacuc se atrevió a hacerlo, seguramente con mucha dificultad personal. Dios le presenta dos caminos bien distintos: los que no tenían un alma recta ante sus mandamientos, se tornan orgullosos. Ellos se verían afectados, recibiendo la dura sanción como la pérdida de libertad frente a los enemigos. Por otro lado, dice que “el justo por la fe vivirá”. Estas palabras las encontramos repetidas en el Nuevo Testamento como reafirmación del significado importante que tienen. Se ve nuestra fe cuando hay lealtad y firme confianza en nuestro Dios. Para quienes quieren mantener su inquebrantable fidelidad a la palabra y voluntad de Dios, hay una promesa de amparo en medio de las pruebas que puedan venir.

Así como para ese tiempo angustioso de derrota, tenían en la fe, la segura promesa de preservación, hoy, aún agobiados por conflictos, tenemos en ella la viva esperanza. Su palabra no cambia.

Alicia Ituarte, Uruguay

Cristo, nuestra ancla de fe.

Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 20, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *