La fuerza de nuestros pensamientos

Vida cristiana, ¿cumplir o compartir?
14 junio 2022
Estrategias para reducir el consumo de sal
16 junio 2022

Lectura: 2 Corintios 10:1-6

“derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo.” v.5

El ser humano tiene la capacidad de pensar, es una habilidad que Dios le dio y se puede usar positiva o negativamente. Cuando se usa negativamente, la mente se llena de argumentos vanos, pensamientos entenebrecidos, soberbios, envanecidos e insensatos contra Dios y se llena el hombre de orgullo, arrogancia, altivez, concibiendo en la mente el pecado, que luego dice la Biblia, se da a luz transformándose en las acciones que lo separan de Dios.

Usando la mente negativamente esta se convierte en una cárcel que mantiene sus pensamientos cautivos alejado de Dios, como esclavo de su pensamiento se cree libre para no dar cuenta a nadie de lo que piensa o de sus acciones.

¿Es usted esclavo de su mente y vive en la cárcel de sus pensamientos sin poder dormir o descansar?

Pero cuando la mente se usa positivamente, el pensamiento cautivo es llevado a ser controlado por Cristo, Él lleva al ser humano a una vida libre llena de ansiedad, temor, preocupación, angustia y afán.

El pensamiento positivo controlado por Cristo nos lleva a conocer su pensamiento a través de la Biblia que al obedecerle se convierte en la fuerza que guía nuestras acciones, caminando en las buenas obras que Dios nos preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

Para ser libres de lo negativo del pensamiento debemos traerlo cautivo a Cristo, arrepentirnos del pecado y recibir a Cristo para ser libres, como resultado obtendremos descanso, libertad ya que creyendo y confiando en Cristo seremos verdaderamente libres

José Castro Ordaz, México

Señor: traigo mi pensar a Cristo.

Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 20, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *