Si amas, disciplina

Hacedores de la palabra
22 junio 2022
Apología de la ignorancia
23 junio 2022

Lectura: Hebreos 12:6-7

“Porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo” v.6

Así como Dios disciplina a sus hijos porque los ama, nosotros como padres terrenales, si amamos a nuestros hijos, también debemos disciplinarlos; colocarles límites, enseñarles lo bueno y lo malo desde temprana edad.

Aun desde que son bebés, explorándolo todo, debemos indicarles que a los enchufes eléctricos de la casa no hay que introducirle el dedo porque les causará daño y así, en la medida que va creciendo conducta tras conducta.

Cuando están infantes, como de 5 años, si golpea a su hermano, debe pasar un tiempo afuera, sentarse en un sitio a solas sin distracciones. Los especialistas dicen que debe durar 1 minuto por cada año que tenga. En este caso, 5 minutos, con el fin de que reflexione acerca de lo ocurrido y una vez internalizado su mal proceda a pedir perdón.

Una vez en la pubertad y la adolescencia, la mejor disciplina para estas edades es quitarles privilegios por un tiempo limitado, enfatizando lo que más les guste para que tenga significado. Ejemplo: la televisión, los videos juegos, la computadora, el celular, la salida con sus amigos. De esta manera le estaremos enseñando hasta la adultez que todo lo que haga, correcto o incorrecto, tendrá su justa consecuencia y deberá asumir su responsabilidad.

Nuestros hijos tienen que aprender que hay normas, límites que cumplir en el hogar, en el colegio, la universidad, en el trabajo, en la iglesia. Debemos prepararlos para lo que van a enfrentar porque los padres no siempre estarán allí para defenderlos.

Arlene Cazorla de León, Venezuela

Si de verdad amamos a nuestros hijos, hay que disciplinarlos para la vida.

Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 20, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *