Bienaventurados los debilitados

El valor terapéutico del gozo
1 julio 2022
Espejos
4 julio 2022


Lectura: Salmos 84

“Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus fuerzas, en cuyo corazón están tus caminos.” v.5

Estamos acostumbrados a las promociones que solo mencionan las virtudes de un producto, mientras ocultan o minimizan lo negativo. La Biblia no hace eso. El salmo 84 forma parte del repertorio que entonaban los peregrinos que subían a adorar en Jerusalén. Advierte que será duro, pero invita a buscar las fuerzas en Dios y mantener el corazón en sus caminos.

El peregrino no debía confiar en su propio vigor, sino en el Señor. Solo “el poder de su fuerza” puede sostenernos tanto en la abundancia como en la escasez, para decir como Pablo: “todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. También es clave poner la mirada en la meta. Para ver a
Dios en Sion había que atravesar el valle de lágrimas. Pero al elevar la mirada, verían la aridez cambiar en fuentes. Nosotros, peregrinos como ellos, debemos mirar al cielo por encima de la tormenta, “de donde esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo”. Fe y esperanza. Es la forma de caminar en este mundo de aflicción.

El humanismo proclama que la clave es confiar en uno mismo, que todo es posible si ponemos suficiente empeño y pasión en perseguir nuestros sueños. Dios dice: “bástate mi gracia, porque mi poder se perfecciona en la debilidad”. Bienaventurados los debilitados, porque a diferencia de la fuerza humana, que se agota con el esfuerzo, la divina va en aumento. Los que la reciben “irán de poder en poder”, o como dice otra versión, “a medida que avanzan, se multiplican sus fuerzas”.

Pablo López, Uruguay

“Los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán”. Isaías 40:29-31

Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 20, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *