Sé paciente

La libertad gloriosa
18 septiembre 2022
La primavera
20 septiembre 2022

Lectura: 2 Pedro 3:1-13

“Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.” v.8

Cómo nos cuesta esperar. Qué poco ejercitamos la paciencia en este mundo agitado en el que vivimos. Apuramos a nuestros hijos en su crecimiento esperando que maduren antes de su tiempo, necesitamos que el empleado del banco nos atienda tan pronto llegamos y nosotros mismos hacemos las cosas apresurados. Dios tiene que enseñarnos a tener paciencia y esperar en Él, no es fácil para personas que llevamos una vida agitada y acelerada.

El que trabaja en el campo sabe que una buena cosecha requiere una buena semilla, un buen abono, y riego constante; es obvio que quien cultiva la tierra no se para impaciente frente a la semilla sembrada, halándola con el riesgo de echarla a perder, gritándole con todas sus fuerzas para que crezca. La semilla de bambú japonés después de que se siembra, debes regarla, cuidarla, y los resultados no llegarán en un mes, ni dos, sino hasta después de siete años de aparente inactividad. Este bambú estaba generando un complejo de raíces que le permitirán sostener su crecimiento.

En nuestra vida muchas veces queremos encontrar soluciones rápidas, respuestas inmediatas, triunfos apresurados, sin entender que el éxito es fruto de tu crecimiento interno y esto requiere tiempo. En medio de la angustia, Dios está fortaleciendo tus raíces. Este proceso exige aprender nuevos hábitos, nos obliga a dejar costumbres que son tóxicas en nuestro crecimiento, como la pereza, amistades que no convienen, mal uso de tus palabras y otras que el Espíritu Santo revelará a tu vida y que debes cambiar.

Carlos Cárdenas, Colombia

¿En qué punto está mi paciencia hoy?

Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 20, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *