La fuente de las victorias

Completos en Cristo
30 septiembre 2022
El amor de Cristo vale más
2 octubre 2022

Lectura: Génesis 14:17-24

Bendito sea Abram del Dios Altísimo… que entregó a tus enemigos en tus manos” vv.19-20

Melquisedec, bendijo a Abram reconociendo que éste era una persona bendecida por el Creador y alabó a Dios por la conducta del patriarca. Estos dos versículos son muy importantes porque nos enseñan que la consagración y la obediencia a Dios, nos permiten conocer y hacer su voluntad. El sacerdote de Salem, reconoció dos cosas importantes: Primero que Abram tuvo esa gran victoria con un ejército inferior en número y en armamento porque era una persona bendecida por Dios y, en segundo lugar bendijo a Dios porque le dio la victoria.

Pablo escribió unos dos mil años después: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” (Filipenses 4:13) Abraham no se jactó de su victoria, ni de su capacidad para liderar un ejército y menos por la victoria obtenida. Él reconoció que, si Dios no obraba él habría sucumbido. Pablo hizo maravillas, multitudes fueron salvas, muchas personas sanados y liberados del poder de Satanás por el poder del Espíritu Santo. Sin la ayuda divina ninguno de los dos – Abraham y Pablo – habrían vencido, ni honrado a Dios.

Cuando un cristiano es honesto, generoso y fiel, el Espíritu Santo le dará poder para vencer sus propias luchas. Recibirá el poder de Dios que lo hará victorioso y será un testimonio que motivará para que otros alaben y engrandezcan al Señor. Si como Lot desobedece y se mimetiza con el mundo, deshonrará a Jehová, se meterá en problemas y necesitará que hermanos fieles lo rescaten y ayuden.

Rogelio Nonini, Argentina

¿Su vida se caracteriza por ser victoriosa en Cristo, o por ser un problema que siempre necesita ser auxiliado?

Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 20, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *