La pulsera perdida

¿Holgazanes o gente de provecho?
27 abril 2023
La familia como nido
28 abril 2023
¿Holgazanes o gente de provecho?
27 abril 2023
La familia como nido
28 abril 2023




LECTURA: LUCAS15:1 – 7
“…gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido…” v.6


Cuando era jovencita, mi padre me regaló una hermosa pulsera de oro, que por cierto su adquisición fue producto de mucho sacrificio.
Estaba muy contenta con ella, hasta que un día, sin sa­ber cómo, la perdí. La buscamos por todas partes, sin éxito. Me apené mucho pues creo que si hubiera valorado más el obsequio, hubiera prestado verdadera atención.
Lucas registra una enseñanza de Jesús que pone por ejemplo una oveja que se perdió. El dueño de cien ovejas, las cuenta cada día y nota que le falta una. Sin titubeo, deja protegidas a las noventa y nueve presentes, y se apresta a salir en busca de la perdida. No sabe cuanto tiempo le lle­vará la búsqueda, ni las zozobras que tendrá que pasar, ni si las otras ovejas se impacientarán. Sabe que debe encon­trar esa oveja y pone manos a la obra. Su tarea terminaría cuando la encontrara.
Seguramente la encontró débil, poco saludable, tem­blorosa, pero la levantó en sus brazos.
Jesús, aunque enseñó a las multitudes, valorizó a cada persona que pasó por su vida, otorgándole el tiempo, la pa­labra adecuada y solucionando su necesidad.
Cuando la encontró, quizás muy poco saludable, la levantó en brazos, curó heridas que pudiera tener y de in­mediato la llevó a unirse con las otras, con mucha alegría. Si te sientes solo, o con una vida desorientada, te invito a acercarte a Jesús, quien te está buscando para unirte a la familia de la fe. Y si ya fuiste hallado por el Señor, no olvides valorar esta gran salvación.


Alicia Ituarte, Uruguay


Jesús sigue buscando a los extraviados




Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 21. Para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *