Salir de la inmadurez

Existen solo dos caminos
30 junio 2023
Límite de tu amor
2 julio 2023
Existen solo dos caminos
30 junio 2023
Límite de tu amor
2 julio 2023




LECTURA: 1 CORINTIOS 16:5-14

Todas vuestras cosas sean hechas con amor.” v.14

A nadie le gusta ser amonestado, pero el Apóstol Pablo no tuvo más remedio que hacerlo con los Corintios a causa de sus comportamientos. “Yo, hermanos – no pude hablarles como gente madura, sino como personas débiles, como niños en cuanto a las cosas de Cristo.” (1 Corintios 3:4)

Les presenta cinco imperativos que son el remedio para salir de la inmadurez.

El primero es velar. Las ciudades antiguas tenían atalayas que continuamente observaban el horizonte para advertir los peligros y dar a tiempo la voz de alerta. La vida espiritual demanda continua vigilancia porque el enemigo está siempre al acecho.

El segundo es estar firmes en la fe. Siempre tenemos que afirmarnos en lo que creemos. El Señor no puede usarnos si somos claudicantes o inconstantes.

El tercer imperativo es portarse varonilmente. El término incluye a hombres y mujeres, y nos convoca a comportarnos con la dignidad y frontalidad que debe hacerlo toda persona racional.

El cuarto: esforzarse. Llevar nuestras capacidades al máximo, no ser tibios ni perezosos, dedicar tiempo y fuerzas a todo lo que encaremos.

Finalmente nos convoca a hacer todo con amor. El amor cristiano no es un sentimiento romántico, sino un compromiso de fe que busca hacer lo mejor para el prójimo.

Agustín de Hipona decía: Ama y haz lo que quieras – si te callas, hazlo por amor; si gritas, también hazlo por amor; si corriges, también por amor; si te abstienes, por amor. Que la raíz de amor esté dentro de ti y nada pueda salir sino lo que es bueno.”

Salvador Dellutri, Argentina

El cristiano debe salir de la inmadurez para poder servir al Señor con eficacia



Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 21. Para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *