Venciendo la oscuridad

Orar con perseverancia
24 julio 2023
Cuando descubrimos lo que hay en nuestro corazón
25 julio 2023
Orar con perseverancia
24 julio 2023
Cuando descubrimos lo que hay en nuestro corazón
25 julio 2023




LECTURA: ISAÍAS 9:1-7

El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz…” v.2

A mediados de la década del 60 dos personas participaron en una investigación sobre los efectos de la oscuridad en la psiquis humana. Entraron en dos cuevas mientras los investigadores monitoreaban sus hábitos de alimentación y sueño.

Una de ellas permaneció en oscuridad durante 88 días y la otra 126. Cada una estimó cuánto había estado a oscuras y ambas erraron por meses. Una pensó que había dormido una breve siesta cuando en realidad fueron 30 horas. ¡La oscuridad desorienta!

De manera similar el pueblo de Dios se encontró en la oscuridad del inminente exilio desconociendo qué ocurriría. El profeta Isaías usó la oscuridad como una comparación de su desorientación y una referencia al juicio de Dios. Pero llegaría una luz: “El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.” (Isaías 9:2)

La opresión sería detenida y la desorientación acabaría. Un Niño vendría a cambiar todo y a establecer un nuevo día: el día de perdón y libertad (v.6). ¡Y Jesús ciertamente vino!

Aunque la oscuridad del mundo pueda desorientar, no dejemos de experimentar el consuelo del perdón, la libertad y la luz que se encuentra en Cristo. Aunque la oscuridad de los problemas nos quiera doblegar, en Cristo tenemos la luz que guía nuestro camino como la estrella que anunció su nacimiento.

Señor, haz brillar tu luz en mi vida. Dame perdón y libertad, ayúdame a vivir a la luz de tu venida para que ninguna adversidad oscurezca mi camino.

Marcelo Ballester, Venezuela

Que la luz de Cristo sea el faro que oriente nuestra vida



Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 21. Para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *