Angustia

¡Agradecidos!
22 noviembre 2023
¿Dónde estaba Dios?
24 noviembre 2023
¡Agradecidos!
22 noviembre 2023
¿Dónde estaba Dios?
24 noviembre 2023




LECTURA: JUAN 16:25 – 33

“…En el mundo tendréis aflicción.” v.33

Las angustias vienen de todas formas, tamaño y dolor. Se presentan como inesperadas plagas que cubren la armonía de un hogar, de una pareja, de unos padres, de los allegados a un enfermo. En algunos casos es muy difícil de poder empatizar con ellos porque no te ha tocado vivir lo mismo, pero, en lo absoluto, están lejanos a tu oración.

En este espacio quiero caminar a través de la angustia de una madre cuyos hijos están alejados de Su Creador. Pidiéndole al Señor no solo sabiduría para poder motivarlos a reconciliarse y seguir confiando en Quien los ama más que ella misma, sino también rogando, rodilla al suelo y pañuelo en mano para que Dios, quien en nosotros produce tanto el querer como el hacer, por su buena voluntad, (Filipenses 2:13) regrese esos corazones hacia Él.

Separando lugares en la iglesia porque sabe que algún día estarán al lado de ella. Rogando también por paciencia, pues sabe que el tiempo de Su Señor es perfecto y Él sabrá cuándo habrán de regresar y qué tanto más necesitan ser moldeados para que sean vasijas e instrumentos para Su gloria.

Especialmente por los hijos varones, porque ellos serán los sacerdotes de los hogares que formen. Pero, sobre todo, agradeciendo porque sabe que Su Dios es un Dios fiel, que la ha sostenido y conocido desde antes que naciera (Jeremías 1:5) los llevará y sentará a su lado en el templo para levantar manos santas en alabanza.

En el versículo citado, Jesús mismo nos dijo: “En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”.

Nery De Las Casas Berreteaga, Estados Unidos

Confiemos, Cristo ha vencido al mundo



Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 21. Para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *