Señales cambiadas

Seguridad
25 noviembre 2023
Orar para agradecer
27 noviembre 2023
Seguridad
25 noviembre 2023
Orar para agradecer
27 noviembre 2023




LECTURA: SALMOS 69:1-13

No sean avergonzados por causa mía los que en ti confían, oh Señor Jehová de los ejércitos; No sean confundidos por mí los que te buscan, oh Dios de Israel” v.6

Alguien contaba que un anciano en el lecho de muerte estaba muy inquieto. Cuando le preguntaron qué le pasaba, contestó que una vez, de muchacho, había jugado con otros compañeros a cambiar las señales de dirección de las encrucijadas: le daban la vuelta y la dejaban señalando en sentido contrario. Y el anciano decía: “No puedo dejar de pensar en la cantidad de personas que se habrán perdido y no habrán podido llegar adonde iban por culpa de lo que hicimos aquel día.”

Una experiencia así ―y más cuando la muerte está tan cerca― tiene que ser inquietante por esas consecuencias de la inmadurez o la irresponsabilidad.

Algo muy similar podríamos experimentar si nos detuviéramos a pensar en nuestros errores, los de acción o de omisión o en nuestro testimonio.

David expresó este cuidado con un ruego muy sentido: “No sean avergonzados por causa mía los que en ti confían, oh Señor Jehová de los ejércitos; No sean confundidos por mí los que te buscan, oh Dios de Israel”.

Impresionante, ¿no es cierto? Y Pablo por su parte escribió: “No damos a nadie ninguna ocasión de tropiezo, para que nuestro ministerio no sea vituperado.” (2ª Corintios 6:3)

Alguno dirá: “no vale la pena pensar en eso”, pero es mejor pedirle a Dios para que la inquietud de aquel anciano no la experimentemos demasiado tarde, que corrijamos mientras tengamos tiempo o que evitemos ser de confusión para otros.

Eduardo Padrón, Venezuela

El cristiano es una señal en el camino de la vida



Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 21. Para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *