El Deseado de las naciones

Sacrificio y recompensa
22 diciembre 2023
JESUS: La luz del mundo
23 diciembre 2023
Sacrificio y recompensa
22 diciembre 2023
JESUS: La luz del mundo
23 diciembre 2023

Por: Ps. Graciela Gares

Nos complace cerrar el ciclo 2023 del espacio Tendencias, hablando de la provisión de Dios para resolver cualquiera de las situaciones problemáticas que avisoramos en el horizonte a lo largo del año. Este nuevo 25 de diciembre celebramos el nacimiento del “Deseado de las Naciones”, el enviado de Dios Padre a la Tierra para instrumentar una salida a la desdicha de la humanidad, originada en nuestro alejamiento del Creador. “Deseado de las Naciones” cuyo retorno es inminente, porque el caos reinante en el mundo clama por la manifestación de los hijos de Dios y su Salvador Jesucristo.

En esta Navidad 2023, cuando las circunstancias de vida sobre el planeta son en extremo complejas, por la incapacidad humana de asegurar una existencia en paz para todos los habitantes, deseamos que la imagen de Cristo se agrande ante nuestra vista para que corramos hacia Él con esperanza.

Navidad con esperanza es una Navidad sin excesos ni desenfrenos: ni en comprar, ni en comer, ni en beber, ni alegría artificial a base de alcohol, drogas u otras conductas que nos saquen de ambiente. Somos una sociedad con gente ajetreada y cansada, sola, insomne, adicta, depresiva, hiperconectada a máquinas o tecnologías y por ello necesitamos a Jesús. Y el mensaje esperanzador de Dios es que:

Nos ha nacido un niño, se nos ha concedido un hijo; la soberanía reposará sobre sus hombros y se le darán estos nombres: Consejero Admirable, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.”
(Isaías 9: 6)

¡Cada uno de esos atributos nos viene a medida para nuestra necesidad!

CONSEJERO ADMIRABLE

La confusión de valores y verdades reina a todo nivel. Familias de-construidas, hijos que carecen de la compañía y consejo oportuno de padres que les abandonaron, madres que sienten temor de disciplinar y poner límites a sus hijos, y gobiernos ineptos en el plano político.

En su primera venida, la gente se admiraba de la doctrina de Cristo, pues les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas (Mateo 7: 28), ni como los políticos o religiosos de nuestros tiempos, diríamos nosotros. Les hablaba con maestría, sabiduría y con poder, como alguien que tiene el control de todo.

DIOS FUERTE

La soberanía de Dios nos asegura que nada opera fuera de su control.

Porque en Él fueron creadas todas las cosas, tanto en los cielos como en la tierra, visibles e invisibles; ya sean tronos o dominios o poderes o autoridades; todo ha sido creado por medio de Él y para Él. Y Él es antes de todas las cosas, y en Él todas las cosas permanecen.”(Colosenses 1:16-17)

“El que forma la luz y crea las tinieblas, el que causa bienestar y crea calamidades, yo soy el Señor, el que hace todo esto. Yo, el Señor, todo lo he creado. (Isaías 45:7-9)

“Yo sé que tú puedes hacer todas las cosas, y que ningún propósito tuyo puede ser estorbado.” (Job 42:2)

Todo cuanto el SEÑOR quiere, lo hace, en los cielos y en la tierra, en los mares y en todos los abismos.” (Salmos 135:6)

Alégrense los cielos y regocíjese la tierra; y digan entre las naciones: El Señor reina.” (1 crónicas 16: 31)

PADRE ETERNO

¡Qué atributo valioso ante un mundo donde faltan padres! Masculinidades en crisis, paternidades en fuga o en retirada, o que se sienten neutralizados por la ideología imperante de género, que para combatir el machismo deja fuera de escena al varón. Dios como Padre eterno asegura el cuidado paternal, la protección y la reafirmación de identidad de sus hijos e hijas.

PRINCIPE DE PAZ

Jesús es el pacificador de los conflictos macros y micros: del mundo interno y externo del ser humano; personales, familiares y sociales. Cristo se presenta como pacificador del alma humana, en momentos en que las crisis de ansiedad asedian a muchos.

Mientras celebramos esta Navidad 2023, hay al menos 8 procesos de guerra en curso en el mundo actual: Israel – Hamás, Rusia – Ucrania, conflictos armados en países africanos, en Siria, Etiopía, Yemen y otros sitios. ¿Quién puede detenerlos? ¿Quién puede dar solución a los problemas que dieron origen a estas guerras? Hay conflictos encerrados en el corazón de los hombres que se proyectan en la realidad bajo la forma de confrontaciones entre países y/o naciones.

En esta Navidad 2023 y acercándonos al final de los tiempos, ésta es nuestra esperanza:

Dios hará temblar a todas las naciones, y vendrá el Deseado de todas las naciones; y llenaré de gloria esta casa, ha dicho Jehová de los Ejércitos.” (Hageo 2: 7)

Benditos son los que confían en el Señor y han hecho que el Señor sea su esperanza y confianza. Son como árboles plantados junto a la ribera de un río con raíces que se hunden en las aguas. A esos árboles no les afecta el calor ni temen los largos meses de sequía. Sus hojas están siempre verdes y nunca dejan de producir fruto.” (Jeremías 17: 7 – 8)

Ps. Graciela Gares Participa en la programación de RTM Uruguay que se emite por el 610 AM – Columna: “Tendencias” – Lunes 21:00 h

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *