El secreto de saber vivir

La incertidumbre
14 diciembre 2023
Digno de amor
16 diciembre 2023
La incertidumbre
14 diciembre 2023
Digno de amor
16 diciembre 2023




El secreto de saber vivir

LECTURA: FILIPENSES 4:10-19

Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.” v.19

Vicenta era una anciana pobre que asistía a nuestra iglesia. Nunca se había casado y había quedado sola al morir su hermano menor, a quien idolatraba y con quien había vivido sus últimos años. Al morir, ella quedó al amparo de la beneficencia social y recibía una ayuda económica muy pequeña. Pero Vicenta era una anciana generosa que jamás se quejaba de carecer de algo.

Y ciertamente no carecía. Dios tiene recursos insospechados para ayudar a sus hijos. Cuando venía algún predicador de visita a nuestra iglesia, ella era de las primeras en invitarlo a comer. ¡Y se las arreglaba para preparar un banquete!

Primero me sentía culpable yendo a comer a su casa acompañando al predicador. Pero poco a poco comprendí que ella se sentía inmensamente feliz compartiendo lo que Dios le proporcionaba. Y en la humilde casa de Vicenta aprendí muchas lecciones.

Es maravilloso aprender a vivir y ser feliz con lo que se posee. Hay personas, y aún cristianos, que jamás logran estar satisfechos aunque estén rodeados de comodidades sin límite y hasta de riquezas. Ellos son los verdaderos miserables de este mundo.

Tal como dijo Jesús la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que se posee. Pero muchos no queremos aprender esta lección y vamos llenándonos poco a poco de bienes innecesarios.

La Biblia nos recuerda lo esencial: Nuestra seguridad no proviene de nuestras posesiones, nace más bien de la confianza en el Señor que todo lo tiene.

Alberto Gonzalez, Cuba

El mayor tesoro es un corazón confiado en las promesas de Dios



Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 21. Para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *