Servidores o protagonistas

Navidad: nace el Sol de Justicia
11 diciembre 2023
Vean la salvación de Dios
12 diciembre 2023
Navidad: nace el Sol de Justicia
11 diciembre 2023
Vean la salvación de Dios
12 diciembre 2023




LECTURA: 2ª CORINTIOS 6:1 – 13

No damos a nadie ninguna ocasión de tropiezo.” v.3

Cuando en 2010 un terremoto devastó Haití, un grupo de uruguayos acudimos a trabajar allí en ayuda médica humanitaria. Como cristianos, al comenzar cada día y al finalizar la jornada, nos reuníamos para orar y leer la Biblia. No sabíamos que estábamos siendo observados.

Haitianos que trabajaban como traductores quedaron impresionados por lo que hacíamos, y al final de nuestro período allí, supimos que varios de ellos dijeron “quiero tener ese Jesús que ellos tienen”.

La vida cristiana es un camino; un camino por el cual avanzamos cada día. Vivir como cristiano es moverse hacia una meta puesta delante nuestro por el Señor. Como en todo camino, es posible tropezar. El que tropieza cae, y el que cae no avanza. ¿Qué impide el avance en el camino de la vida cristiana?

Cosas como descuidar la fe, descuidando la oración, la lectura de la Biblia, o la iglesia; ceder a la tentación y pecar; desmoralizarse por las pruebas; y también los malos testimonios de otros, o los nuestros propios.

Servir de tropiezo a quienes transitan por el camino de la fe es un mal asunto. La antítesis de lo que nos sucedió en Haití; que las personas digan: “no quiero saber nada con estos”. Los malos testimonios nos hacen caer en el descrédito; no ser dignos de que nos crean, ser de tropiezo.

¿Hemos sido tropiezo? ¿O hemos sido un buen ejemplo y un buen testimonio? ¿Cómo recuperar la credibilidad? Lo primero es recuperar la relación con Dios, y volver al servicio; servicio implica servir, no ser protagonista. Luego espera en Dios, y deja que Él obre según su voluntad.

Álvaro Pandiani, Uruguay

Sirve sin esperar protagonismos



Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 21. Para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *