Estad quietos

La influencia del cristianismo en el arte – Parte 3
18 enero 2024
La vida es neblina
19 enero 2024
La influencia del cristianismo en el arte – Parte 3
18 enero 2024
La vida es neblina
19 enero 2024




LECTURA BÍBLICA: SALMOS 46:1-11

Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra”. v.10

¿Cómo se siente usted ante la situación actual de su nación y del mundo? La incertidumbre en todos los campos produce en nosotros emociones como inseguridad y temor ante las amenazas externas.

El pueblo de Israel se encontró en condiciones similares en distintos momentos de su historia, como la registraron magistralmente los hijos de Coré en este Salmo. La invitación del Señor a ellos se aplica también para nosotros hoy: ¡Estad quietos!

Este es un mandato de parte del Señor que implica a su vez una acción permanente. Esta no es una invitación a quedarse con los brazos cruzados, sentados en la mecedora. Significa: “Bajen sus armas. Ríndanse y reconozcan que Yo soy el único Dios victorioso”.

Estar quietos es, la consecuencia lógica de la decisión de no temer. Es una amorosa exhortación a confiar en Dios y en su actuar soberano en favor de su pueblo, pero con el propósito de crecer en el conocimiento de Él, de conocerlo en niveles más profundos de su carácter.

Ante la inestabilidad de la tierra y de la sociedad humana, confiemos en la estabilidad y firmeza de nuestro Dios, quien gobierna el universo desde Su trono inconmovible. Frente a la conmoción de la tierra y de la humanidad, descansemos en Su carácter: Dios es nuestro refugio seguro, El Altísimo, Omnipotente, siempre presente entre sus hijos.

Entonces no temamos, rindámonos delante de él, entreguémosle nuestras batallas y participemos de su exaltación en medio de las naciones, proclamando Su Palabra.

Dionisio Orjuela, Colombia

¡Ante las crisis naturales y sociales, el pueblo de Dios confía en Su protección!



Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 22. Para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *