Autoridad espiritual

La música, lenguaje espiritual
2 febrero 2024
Supliendo una necesidad
4 febrero 2024
La música, lenguaje espiritual
2 febrero 2024
Supliendo una necesidad
4 febrero 2024




LECTURA BÍBLICA: MATEO 7:24 – 29

Cuando Jesús terminó de decir estas cosas, las multitudes se asombraban de su enseñanza, porque les enseñaba como quien tenía autoridad, y no como los maestros de la ley”. vv. 28, 29

Cuando leemos los Evangelios nos sorprendemos al conocer a Jesús quien irradiaba una autoridad espiritual, moral e intelectual que generaba respeto, reverencia y amor. Su presencia, su empatía para con los más necesitados, como sus enseñanzas y los milagros que realizaba, producían un sentimiento de admiración en sus seguidores que nunca lograron los jerarcas religiosos de su tiempo.

Jesús no imponía su autoridad con actitudes de autoritarismo, ni con superioridad a pesar que era el Hijo de Dios encarnado. Su identificación con la humanidad sufriente y su permanente disposición para extender sus manos para aliviar el dolor, la angustia, la soledad y el temor de los desechados por los poderosos, hicieron de él la persona más poderosa, pero a su vez, la más humilde.

Su presencia, era un reproche para los poderosos que nunca se preocupaban de los pobres. El servicio o tarea religiosa que realizaban era meramente un ritual carente de vida espiritual, de afecto y, lamentablemente, carente del amor de Dios, a quien debían servir y representar delante del pueblo.

Actualmente muchos ministros cristianos se arrogan una autoridad espiritual, moral e intelectual que no tienen, y exigen obediencia y servicios de los fieles que no les corresponde. No se capacitaron para ejercer el ministerio ni conocen las Escrituras. Por otro lado sus vidas y familias no tienen la calidad espiritual y moral que les acredite la autoridad integral necesaria para servir como Jesús.

Rogelio Nonini, Argentina

La autoridad espiritual es el fruto de una vida santa para servir con amor



Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 22. Para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *