Los deseos del corazón

El amor de Jesús
8 febrero 2024
Esperar en Dios
10 febrero 2024
El amor de Jesús
8 febrero 2024
Esperar en Dios
10 febrero 2024




LECTURA BÍBLICA: MATEO 6:19 – 21

Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón”. v.21

En cierta ocasión, me encontraba leyendo un libro interesante en uno de mis tiempos libres, y atrapó mi atención una frase de Martín Lutero que decía; “Lo malo de nuestros deseos no reside en lo que queremos, sino en lo que queremos demasiado”. Esta frase me llevó a una reflexión acerca de los deseos que van más allá de la voluntad de Dios para mi vida. Comparto ahora mis conclusiones.

Esta frase me hizo pensar en que el ser humano, la gran mayoría del tiempo, tiene un “sobre-deseo”; un deseo excesivo y desenfrenado, una pasión que no tiene ningún tipo de filtro, control o límites. El desenfreno puede ser caótico.

Dejamos de preguntarle a Dios acerca de Sus deseos reemplazándolos por los nuestros. Y justamente al ceder a esos deseos, las consecuencias pueden traer mucho dolor, no solo para uno mismo, sino también para todas aquellas personas que están a nuestro alrededor aún para los que más amamos.

Me hice estas preguntas y te invito a que te las hagas también: ¿Cuáles son los deseos que están naciendo de nuestro corazón? Si cedo ante esos deseos: ¿Estaría honrando a Dios?, ¿Cuáles serían las consecuencias de dar rienda suelta a los deseos que tengo en lo profundo de mí ser?

Donde quiera que estén, es mi deseo que puedan reflexionar sobre este punto tan importante como son los deseos del corazón. Los invito a que entreguen los deseos en las manos de Dios para que Él pueda guiar sus decisiones a un buen puerto.

Pablo M. Vázquez G., Paraguay

Que la motivación más ferviente sea honrar a Dios con los deseos



Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 22. Para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *