Mirando al cielo

Haciendo planes
31 enero 2024
Ser mejores siempre
2 febrero 2024
Haciendo planes
31 enero 2024
Ser mejores siempre
2 febrero 2024




LECTURA BÍBLICA: SALMO 8:1-9

¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria…?” v.14

Cuando tenía 17 años, asistí por primera vez a un campamento cristiano de verano en medio del campo. Allí se acostumbraba que uno de los programas nocturnos consistiera en pedirnos que nos acostáramos sobre la hierba y observáramos el cielo estrellado, mientras alguien nos enseñaba y explicaba las diferentes constelaciones, sus nombres y la distancia a que estaban de la tierra.

¡Qué sublime experiencia! Aunque había mirado al cielo muchas veces, como vivía en una ciudad y nunca antes pasé una noche en el campo, hacerlo en medio de una total oscuridad me permitió valorar la magnitud y la gloria de la creación divina en contraste con la pequeñez e insignificancia humana. Ante tanta grandeza y excelsitud, ¿qué somos nosotros? En realidad, casi nada.

Justo en aquel tiempo, me debatía entre el deseo de estudiar Arquitectura —que era mi sueño desde niño—, y el llamado que desde meses atrás Dios me hacía para que me dedicara al ministerio pastoral. Aquella noche comprendí que aunque ya me consideraba un cristiano fiel, era un jovencito bastante orgulloso, renuente a abandonar mis aspiraciones y responder al llamado de Dios; quien no solo había creado un universo maravilloso, sino que también perdonó mis pecados y me llamaba a servirle.

Desde entonces creo que si los creyentes estamos conscientes de la grandeza y la gloria de Dios, nos sería fácil obedecerle con gozo. ¡Es Imposible negarnos a los reclamos del creador del universo! Mucho más cuando él nos ha demostrado con creces su amor y nos proporciona bendiciones inmerecidas constantemente. “Obedecer y confiar es la regla marcada”.

Alberto I. González, Cuba

Obedecer a Dios es muestra de gratitud



Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 22. Para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *