Una inversión segura

Lo bueno y lo malo
6 febrero 2024
Nicolás Maquiavelo
7 febrero 2024
Lo bueno y lo malo
6 febrero 2024
Nicolás Maquiavelo
7 febrero 2024




LECTURA BÍBLICA: MATEO 6:19-21

No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan.” v.19

La seguridad económica tiene mucha importancia para la mayoría. La seguridad emocional o tener amigos en quien confiar los secretos más íntimos también tienen su importancia en la vida. Una vivienda con cerraduras fuertes nos da seguridad y confianza para morar en ella.

¿Cuánto podemos invertir a fin de tener seguridad? La gente en este tiempo está muy afanada y desesperada para tener ese tipo de seguridad. ¿Está usted entre ellos?

Jesús dijo: “No amontonen riquezas aquí en la tierra, donde la polilla destruye y las cosas se echan a perder y donde los ladrones entran a robar. Más bien, amontonen riquezas en el cielo”.

La noche antes de su muerte, Jesús dijo a sus seguidores: “No se asusten. Confíen en Dios, confíen también en mí; en la casa de mi Padre hay muchos lugares para vivir, si no fuera así yo les hubiera dicho. Voy pues a prepararles un lugar y luego vendré otra vez para llevarlos conmigo” (Juan 14:1-4).

Hagamos mejores inversiones en ese precioso reino y jamás desviemos nuestra esperanza, confundiéndola con todo lo que este mundo ofrece. Todo lo que uno puede acumular en este mundo jamás lo podremos llevar, porque todo lo que es materia se quedará y perecerá.

Job dijo: “Desnudo salí del vientre de mi madre, desnudo volveré”. En cambio, nosotros sabemos que tenemos una vida eterna.

Que Dios pueda darnos hoy lo suficiente como para no olvidarnos de Él. Que nuestra vida sea agradable a los ojos de Dios, con todo lo que recibimos de su mano.

Abel Quiroga, Bolivia

Vivir en comunión con Dios es seguridad



Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 22. Para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *